Warning: Use of undefined constant idepags_ordenacion - assumed 'idepags_ordenacion' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/20/d220665772/htdocs/franciscoruiz/wp-content/plugins/indice-de-paginas/indice-de-paginas.php on line 32

Warning: Use of undefined constant idepags_tipo - assumed 'idepags_tipo' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/20/d220665772/htdocs/franciscoruiz/wp-content/plugins/indice-de-paginas/indice-de-paginas.php on line 33
Francisco Ruiz Burdiles » 2008 » mayo

Archivos de mayo, 2008

2
May

JORGE TEILLIER

   Posted by: ferruiz   in Sin categoría

 teillier21.jpg

A propósito de las recientes lluvias , he vuelto a leer la poesía de Jorge Teillier, mi poeta favorito. Leo poesía desde mi época de alumno interno. Los libros me salvaron , en parte, de los dolores de la adolescencia. Primero fueron las novelas.  Mis compañeros mayores  hacían circular  de manera clandestina las revistas pornográficas de moda, sin imaginar que  para entonces yo había descubierto a un selecto grupo de autores en cuyas páginas  se describían escenas eróticas que harían palidecer los cuerpos desnudos de las manoseadas revistas. Afortunadamente tampoco lo imaginó el viejo bibliotecario , de modo que  en las estanterías de aquella sala me encontré un día con los poetas.  Machado fue el primero que llamó mi atención, ( “Una tarde parda y fría  de invierno los colegiales estudian ; monotonía de la lluvia tras los cristales”) , luego vino Neruda.  Qué libro aquel  de los veinte poemas; de carne y hueso, capaz de pasar de un verso erótico ( “Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos...”) a otro  melancólico  ( “por qué se me vendrá el amor de golpe cuando me siento triste y te siento lejana“)  . No resistí aquello. Tenía 17 años y poca plata en el bolsillo, pero compré aquel libro para regalarlo a mi polola y estuve a punto de no entregárselo.  Seguí leyendo a Neruda hasta enfermarme con  Residencia en la Tierra, uno y dos (tango del viudo, no hay olvido, walking around).  Nicanor Parra me sacó de la  y angustia y me empujó a la claridad de sus antipoemas. Por ese camino fue que un día me encontré con los versos de  Teillier , escuché  su tono familiar y vi aquellas imágenes que me cautivaron para siempre. Fue como encontrarme con un hermano mayor que regresa a casa después de largo tiempo y esa primera noche, en la intimidad del cuarto,  me  cuenta las cosas nuevas que ha visto. Y me las cuenta usando las mismas palabras que conocemos desde niños, con esos giros y códigos que sólo la familia conoce, de manera que puedo sentir que también he vivido esas historias.  Me asusté, también,  porque encontré que mi poesía se parecía un poco a la suya  .¿Cómo podía ser,  si era la primera vez que lo leía? Leer Artículo Completo »