Qué bella eres, amiga mía, qué bella eres;
tus ojos son como palomas, y tu cabellera
es como un rebaño bajando las laderas.

Qué hermosos son tus pies, y tus caderas,
tu ombligo, tu vientre, tus pechos, tu boca;
qué hermosa eres.

Qué hermosa eres, amiga mía,
qué hermosa eres,
me robaste el corazón,
novia mía, hermana mía;
me robaste el corazón, compañera mía.

Levántate y ven conmigo,
pasó el invierno y las lluvias se han ido,
hay flores en la tierra, por toda la tierra;
levántate y ven conmigo
a cantar por la tierra,
por la tierra
es el tiempo de cantar
es el tiempo de cantar,
levántate y ven conmigo
compañera mía.

Qué bella eres, amiga mía, qué bella eres,
Tus muslos son como dos joyas y tu dulce ombligo
Es un cántaro redondo
Donde bebo el vino

Sobre tu corazón,como un tatuaje, grábame,
Porque es fuerte el amor , como la muerte,
Y esta pasión feroz , como el infierno, como el infierno

Qué hermosa eres, amiga mía,
qué hermosa eres,
me robaste el corazón,
novia mía, hermana mía;
me robaste el corazón, compañera mía.

Levántate y ven conmigo,
pasó el invierno y las lluvias se han ido,
hay flores en la tierra, por toda la tierra;
levántate y ven conmigo
a cantar por la tierra,
por la tierra,
es el tiempo de cantar,
es el tiempo de cantar,
levántate y ven conmigo compañera mía

( 1989 )

* La letra está tomada del poema bíblico del mismo nombre y adaptada.




Ana »