Warning: Use of undefined constant idepags_ordenacion - assumed 'idepags_ordenacion' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/20/d220665772/htdocs/franciscoruiz/wp-content/plugins/indice-de-paginas/indice-de-paginas.php on line 32

Warning: Use of undefined constant idepags_tipo - assumed 'idepags_tipo' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/20/d220665772/htdocs/franciscoruiz/wp-content/plugins/indice-de-paginas/indice-de-paginas.php on line 33
Francisco Ruiz Burdiles » 2008 » julio

Archivos de julio, 2008

30
Jul

SERIE GRANDES CHILENOS: Fermín Fierro

   Posted by: ferruiz   in Sin categoría

Grandes Chilenos

FERMIN FIERRO LUENGO 

Televisión Nacional está presentando la serie GRANDES CHILENOS. De por medio hay votación del público y, finalmente, un ganador. He visto los dos primeros capítulos, y me ha complacido que la televisión ofrezca, de vez en cuando, historias edificantes que muestran que cuando hay un sueño en el corazón, nada es imposible;y, al mismo tiempo, que nada es posible sin sacrificios. Más allá de la discusión inútil sobre quién es el mejor, las semblanzas que se han elaborado sobre sus vidas me han hecho pensar en otros GRANDES CHILENOS que he conocido.

Cuando éramos niños, mis hermanos y yo vimos muchas veces a los adultos realizar solemnes brindis a la salud de un personaje muy importante en Curanilahue. Estos ritos se realizaban, preferentemente, al interior de las bodegas de vino. No había botillerías en el pueblo, sino lúgubres bodegas impregnadas de un olor a vinagre, donde se acumulaban las pipas y garrafas de vino . En la parte alta de estas piezas , unas estanterías semi-vacías lucían unas pocas botellas de licor, por lo general anís, menta y cacao, además de algunas polvorientas botellas de vino “filtrado” , que esperaban ser despertadas de un largo sueño. Por lo general los parroquianos solicitaban unos vinos delgados y agrios denominados “pipeños”, que llegaban de Santa Juana, Quillón o Guarilihue. El personaje importante era el Diputado Fermín Fierro Luengo, que en sus visitas a la provincia de Arauco se contactaba con sus electores de manera directa, estuvieran donde estuvieran. Así que cuando ingresaba a una de estas bodegas, los hombres que allí bebían y conversaban hacían un alto para saludarlo, llenar sus copas , hacerlas chocar , levantarlas y llevárselas a la boca, diciendo en voz alta : “A Don Fermín”. Después del brindis él pasaba a ponerlos al día en las informaciones de la situación política. Esa imagen  quedó grabada en nuestras  memorias y sirvió para que hiciéramos así los primeros brindis de nuestra adelantada juventud.

Recuerdo a Don Fermín en esa época. Con mis hermanos , vestidos de pantalón corto, íbamos a la misa del mediodía , algunos domingos. En la época de verano , pasábamos a la Fuente de Soda de Don Manuel Rodríguez a comprar un helado. Algunas veces vimos allí a Don Fermín, conversando con el dueño; en otras ocasiones estaba cerca de su casa, a una cuadra de la plaza, en las afueras de la sede del Partido socialista, del que era miembro y fundador. Se vestía de manera impecable , por lo general con trajes azules, y en su mano derecha tenía , casi siempre, el periódico. Yo tenía 11 años y él estaba iniciando su segundo período de Diputado por aquella zona. Antes, en la época en  que mi madre me trajo al mundo, él ya había sido Alcalde de Curanilahue.

Don Fermín provenía de la cordillera de Nahuelbuta, de un lugar cerca de Contulmo. De origen humilde, él y su familia trabajaron para patrones que en algún momento los dejaron botados a la vera del camino, con los bultos escasos de la pobreza y sin saber qué hacer. Vino la desbandada y a él le tocó irse con unos parientes que le dieron cobijo a cambio de quehaceres del campo. Entre mandado y mandado se las ingenió para aprender a leer. El maestro, un viejo profesor cuyo nombre pudo ser Arsenio, visitaba con frecuencia el bar de sus parientes, y allí el niño aprendió los rudimentos de la lecto-escritura y los siguió puliendo por su cuenta.. Después se independizó; convertido en un joven atlético y fuerte ingresó a las cuadrillas de peones que cargaban con maderas nativas de los bosques de Nahuelbuta los carros del ferrocarril que las llevaban  a los puertos de San Vicente y Talcahuano. La depresión económica lo llevó a emigrar a las minas de carbón de Plegarias y Curanilahue. Para entonces ya mostraba dotes de líder , además de coraje: se fue con su novia, a quien raptó, para casarse con ella a escondidas.

Leer Artículo Completo »