cura11.jpgEn Curanilahue -una de las comunas más pobres de Chile- la mitad de las familias vive con ingresos que, estadísticamente, no alcanzan para cubrir lo mínimo. Sin embargo, a pesar del castigo de la miseria, algunos ahora están tratando de torcerle la mano al destino.

En un lugar donde la miseria ha castigado por años a sus habitantes, algunos ahora están tratando de torcerle la mano al destino.

En esta lucha de los pobladores, están sucediendo hechos extraordinarios. Desde pequeños triunfos a gigantescas empresas.

Adán Medina es un joven de 18 años que vive con sus abuelos, que lo reconocieron como hijo cuando era un niño. Él esta cursando cuarto medio en una comuna donde la mayoría de los habitantes ha estudiado, alrededor de 7,7 años.

Hay un analfabetismo del 9,9%, el doble del promedio nacional.

Adán no tenía uniforme para comenzar el año escolar y observó que muchos de sus compañeros de curso no llegaban a clases porque no tenían zapatos. Por esto, decidió hacer algo. En mayo de 1999, le planteó al cuarto medio D su idea de formar un club de amigos solidarios y pensó que la mejor manera de juntar un fondo de dinero era organizar una velada. La DIGEDER les arrendó el gimnasio y la Municipalidad les prestó las luces y la amplificación de sonido. Se organizaron para vender las entradas. Todo el curso adornó el escenario. Los compañeros del liceo crearon números especiales para esa noche. La profesora de Historia, Claudia Tapia fue la animadora y Adán el animador.

cura21.jpgEn este evento juntaron 243 mil pesos, los cuales depositaron en la oficina de finanzas del liceo. Con ese dinero han ayudado a sus compañeros.

De esa primera velada dejaron 50 mil pesos para repartir a quienes no tuviera dinero suficiente para la inscripción de la prueba de aptitud académica. Adán recibió 15 mil pesos para inscribirse. Pero él quiere que el club de amigos solidarios no se acabe cuando, en diciembre de este año, el 4° D egrese del liceo.

Estos jóvenes quieren ayudar a familias como la de la señora Edith Huenan. Esta mujer tuvo 10 hijos, pero le quedan vivos sólo 8. Sólo una de sus hijas, Jacqueline, logró terminar el liceo. Edith llegó a Curanilahue sola hace 10 años, buscando trabajo. Dejó encargados a sus hijos y se vino. Luego de un tiempo se casó con un hombre de la localidad y trajo a sus hijos a vivir con ellos. Hoy su marido gana 107 mil pesos mensuales cuando consigue un trabajo temporal y ella ya no puede trabajar por la diabetes. Con eso deben arreglárselas para vivir, ellos dos, su hijo Rodrigo que está enfermo y su hija Jacqueline que tiene un hijo.

La situación de la señora Edith se repite una y otra vez en Curanilahue, una de las comunas con el mayor porcentaje de indigencia de Chile, el cual alcanza un 14,7%, casi tres veces más que el promedio nacional.

A comienzo de siglo Curanilahue era un campamento minero de carbón que entregaba trabajo a su gente, pero de eso queda poco, sólo el legado de una propiedad confusa que agudiza el problema de la pobreza.

Un ejemplo de pobreza son las casa de la localidad, las que se está viniendo abajo. Poco a poco han ido tratando de apuntalarla para que los siga cobijando y la razón no es solamente falta de plata para mejorarlas. En esta comuna, el 80 por ciento de sus habitantes vive en terrenos que no le pertenecen. Ese terreno urbano es propiedad del Servicio de Vivienda y Urbanismo, de industrias forestales o de otros particulares.

Para paliar en parte las malas condiciones en que viven las familias con viviendas tan deterioradas, el Hogar de Cristo construyó mediaguas de tres metros por seis metros. cura31.jpg

Muchos pirquenes viejos ya habían sido cerrados y no se explotaban. Eran peligrosos y los mineros encontraban un trabajo más seguro en las empresas forestales, pero la cesantía obligó a reabrirlos.

Cuatro hombres de Curanilahue explotan uno de ellos. Cipriano, José, Luis e Iván trabajan con suerte. A la semana sacan una camionada de carbón que venden en unos 70 mil pesos y que se reparten entre los 4.

Por otra parte, don Jorge, no quiere volver al carbón. Trabajó como minero durante 4 años y ha sufrido en carne propia la cesantía que generó el fin de esta industria. Con pocas esperanzas y preocupado por el sustento de su familia, el año pasado Jorge comenzó a ir diariamente a la plaza de Curanilahue. En ese lugar se encontró con otros hombres en su misma situación. Se juntaron 15 cesantes y tomaron la firme decisión de luchar por conseguir un trabajo.

A comienzos de este año crearon una organización comunal con personalidad jurídica que se llama Comité por el Progreso de Curanilahue. Muchos cesantes como ellos comenzaron a unírseles, hasta llegar a juntar 500 inscritos. Primero, viendo la necesidad de sus familias, organizaron una olla común y luego se presentaron a la Municipalidad.

cura51.jpgConsiguieron que les dieran cupos en los trabajos de la comuna. Cuarenta y ocho personas fueron contratadas para podar árboles, otras tantas para limpiar cunetas y otras para reparar viviendas, con un sueldo de 107 mil pesos.

La directiva del comité quedó formada por cinco cesantes. A pesar de no tener plata ni para comer, cuando consiguieron los primeros cupos de trabajo decidieron cedérselos a otros inscritos.

Pero a futuro, lo que quieren lograr va más allá de conseguir trabajos esporádicos.

Ahora están tratando de obtener financiamiento para sus ideas. Con sus propios medios han viajado dos veces a Santiago. Hablaron con la CORFO, con el Ministerio de Economía, de Hacienda y de Obras Públicas. Todavía no consiguen préstamos para sus microempresas, pero ya tienen 300 cupos de trabajo asegurados hasta diciembre.

Francisco Ruiz es el director del liceo Mariano Latorre. Él nació en Curanilahue y es autor de la idea más absurda que se haya escuchado en este pueblo. Sólo podía ocurrírsele a él, que a pesar de sus estudios de pedagogía fuera, en Concepción, ha tenido siempre el corazón en su pueblo. Él decidió combatir de frente la falta de expectativas de sus alumnos.

cura61.jpgHace 4 años el director del liceo tuvo un sueño. Estaba en Santiago en la inauguración de una exposición de pintura cuando escuchó tocar a un grupo de jóvenes música barroca. Lo primero que hizo fue traer a la orquesta sinfónica de Concepción a Curanilahue. Ahí conoció a la persona que le ayudó a convertir su sueño en una realidad. Con Américo Giusti, músico y profesor, formuló la idea.

Recurrió al Alcalde, él lo invitó a exponer su idea al Consejo Municipal.

Juan Cruzat y su primo Fermín Pardo estaban en cuarto básico de la escuela pública cuando los llamaron a formar un grupo musical. Hoy, Fermín Pardo va a la escuela en las mañanas y en las tardes las reparte entre sus tareas y la música de Vivaldi o Haendel. Juan Cruzat, su primo, tiene 13 años. Antes escuchaba al grupo rock Nirvana, ahora aprecia los clásicos.

Gladys, la mamá de Juan, sabe del esfuerzo que requiere cada logro. Su padre, minero del carbón durante 27 años, sólo pudo costearle una educación superior a uno de sus 5 hijos que se tituló de psicólogo. Ella llegó hasta cuarto medio. Pero le habría gustado ser Asistente Social.

A los 19 años se casó y luego nacieron sus dos hijos. Su marido siempre tuvo trabajos temporales. Cuando tenía 27 años hizo un curso de amasandería y repostería donde conoció a dos amigas con las que decidió montar una panadería. Pidieron un pequeño préstamo y se instalaron. Al principio se conformaban con que el pan se vendiera, no ganaban ni un solo peso. Estaban empezando y necesitaban comprar los implementos y surtir el local. Ya lleva 6 años, tiene a 4 empleados contratados, a los que les paga más de lo que gana su propio padre, el que después de retirarse de la mina, sigue trabajando en una empresa forestal.

Los padres de los niños seleccionados para formar la orquesta, se comprometieron a pagar una cuota de 10 mil pesos para financiar las clases de sus hijos.

No resultaba un pacto fácil cuando se vive estrechez económica. El año 95 y 96 el proyecto de la orquesta para niños ganó el concurso Fondart. Con esos 10 millones de pesos pudieron comprar instrumentos. La División de Cultura del Gobierno, la Fundación Arauco, Fundación Andes, la Municipalidad de Curanilahue y Enagas también los ha ayudado económicamente. Lo que parecía el anhelo disparatado de un profesor idealista se hizo finalmente realidad.

Los padres ya no pagan una cuota sino que aportan a un fondo para los gastos extras. Ya hay 43 niños en la orquesta y otros tanto preparándose.

cura111.jpgCada mes de septiembre, los niños y sus profesores se preparan para el concierto más importante del año. El que dan en la Iglesia de Curanilahue.

Más allá del logro de llevar a cabo una empresa de estas magnitudes en uno de los pueblos más pobres de Chile, la orquesta es una esperanza para estos niños, para sus padres y para Curanilahue.

(Programa CONTACTO, canal 13, 1999)




10 comentarios

vilma garces
 1 

que pena ver un pueblo bonito y con muchas areas verde y tan A BANDONADO por todos me encantaria que ubiera mas trabajo para todos principalmente para os hombres sin dejar de lado A LAS MUJERES ojala todo se pudiera solucionar les deceo muchas bendiciones a ese pueblo del sur adios 10 09 _2008

septiembre 10th, 2008 at 20:53
CHRISTIAN
 2 

Soy nacido en Curanilahue , me seinto orgullos de ello , si¿oy profesional e la Ingeniería , pero tambien soy músico , mi madre nacida en “Plegarias” , tambien es artista , no es raaro que este señor lograr cumplir ese suño de orquesta juvemiles , ya que detras de esa pobreza material , hay una riqueza cultural y espiritual

noviembre 10th, 2008 at 11:41
Jorge Navarro
 3 

como no estar mas de acuerdo en lo que el sr francisco ruiz describe ya, que ,yo soy nacido y educado en Chue y tuve que emigrar lejos para buscar un futuro mejor para mi y los mios. Tambien los que hemos salido hemos sufrido el exilio dentro de nuestra patria al tener que dejar( sin desearlo)de un día para a otro el lugar de nuestras raices, y tambien nos duele ver la pobresa desde lejos de nuestro querido pueblo,ademas de no poder estar en el día a día con los amigos, familiares y profesores de toda una vida.pero a la distancia un agradecimiento infinito a profesores como JOSE ANGUITA(inglés),ARIEL VELOSO(cs.sociales),FRANCISCO(PANCHO) RUIZ(castellano ),MARTA SANTIBAÑEZ,y otros que nos supieron orientar para no desfallecer en el duro camino del axilio nacional al que nos obligó la falta de oportunidades. un saludo afectuoso a la distancia a toda la generación que egresó el 79
en ese entonces era LB51.Eternamente agradecido: Jorge orlando Navarro Navarro

mayo 3rd, 2009 at 11:29
Cristian
 4 

Naci en curanilahue hace 36 años y vi como la economia paso del carbon a la madera,lamentablemente nada ha cambiado, las grandes empresas siguen con sus enormes rentabilidades en base a sueldos miserables.

octubre 15th, 2009 at 17:46
FABIO FUENTES
 5 

Muy complacido de encontrarme con esta página, un saludo muy especial al Profesor Francisco Ruíz y su esposa Raquel, tengo gratos recuerdos de Uds. egresé el año 1976 del Liceo, espero se acuerden de mi, desde Chuquicamata les envío un abrazo fraterno y los mejores deseos para todos.

marzo 3rd, 2010 at 13:01
PEDRO SALINAS
 6 

saludos para todos lo que puedan leer esta comunicación, nací en ese hermoso pueblo de Curanilahue por allá en el año 1951, pero viví en Plegarias , donde realicé los primeros inicios de aprendizaje en ese entonces la escuela n°29, posteriormente nos fuimos a viviar a San Pedro de la Paz- Concepción
saludos cordiales

febrero 21st, 2012 at 18:14
José Bustos González (CHEPEPE)
 7 

Saludos a mi Director, muy buena persona, muy accequible y muy social, en donde esté, gracias por todo, en nombre de mis compañeros de la Banda de Guerra, generación del 95 al 2000.
Saludos Don Francisco.

diciembre 20th, 2012 at 17:40
Lidia
 8 

Un gran abrazo a la distancia Francisco Ruiz Burdiles, profesor y poeta, donde estan tus pasos en estos dias.

mayo 2nd, 2013 at 23:10
 9 

Que grata sorpresa encontar estos escritos,la busque cuando querá saber algo de ese olor primaveral de Curanilahue en los años 75–77….Donde eistía el romantisismo, que tiempos aquellos. Saludos.

noviembre 13th, 2013 at 18:43
ignacio
 10 

Esta es una mentira muy grande curanilahue no tiene gente pobre vasta con recorrer sus calles y esta llena de automoviles pero como buen chileno siempre dando lastima el sr ruiz lo sabe muy bien y es una mentira que curanilahue es uan de las comunas mas pobres averiguen y no crean todo lo que ven o leen

marzo 6th, 2014 at 17:17

Dejar un Comentario

Nombre (*)
Correo (no será publicado (*))
Sitio Web
Comentario