Cuando María se vino del Sur
sus ojos traían las lluvias de abril.
El viento en sus labios
silbaba una canción;
vestida de invierno,
María llegó.

María en su vientre sentía latir
la vida que pronto vería morir.

Le llamaron Jesús,
empezaba a caminar,
tenía ojos verdemar, verdemar

Muy pronto Jesús aprendió a conversar,
hablaba de cosas tan raras de hallar.
Decía “ Justicia-amor-libertad”,
hablaba de cosas tan raras de hallar.
La gente le oía sin comprender,
algunos decían “un loco deber ser”

Le llamaron Jesús,
empezaba a caminar,
tenía ojos verdemar.

Por sus palabras la ley lo apresó.
Con palos y espadas su cuerpo castigó.
Fueron clavando sus miembros de cristal
a un triste madero que triste debe estar.
Así le mataron, con miedo y crueldad,
una tarde de invierno de nunca acabar.

Le llamaron Jesús,
empezaba a caminar,
tenía ojos verdemar, verdemar.

María, María, ¿por qué te viniste del Sur?

( 1978 )