De pronto el invierno me trae en silencio,
Me trae en el viento el recuerdo del mar;
El mar tan lejano, el mar tan bravío,
El mar que se quiere a los hombres tragar;

Y aquí en mi ciudad rodeada de bosques
Los niños preguntan al irse a dormir:
¿ quién anda en la calle,
qué olor trae el viento,
por qué tan lluvioso este invierno, papá ¿

Entonces los padres les cuentan historias
que hablan de redes, de algún capitán:
de grandes tormentas, de peces gigantes,
de botes y arpones, de barcos de guerra
que habitan en el mar.

Lalalá…

Entonces los niños se duermen y sueñan
Que se van navegando en un día de sol,
Sueñan caracolas, sueñan con olas
Sueñan con la arena en un día de sol.

Y aquí en mi ciudad, rodeada de bosques
La lluvia comienza con furia a golpear
Las viejas maderas, los viejos tejados,
Las viejas heridas de mi corazón

Lalalá…

( 1983)